El servicio de recogida de enseres consiste en la acumulación de muebles viejos en diferentes puntos del municipio por parte de los ciudadanos y la retirada por operarios de Sersall con una furgoneta volquete que traslada todo el residuo hasta el vertedero comarcal, previa separación y selección para reciclar el máximo de residuos.